¿Qué almohada comprar? Elige la almohada correcta según tu postura al dormir.

Que el sueño además de una necesidad vital, es uno de los mayores placeres de la vida, si es de calidad, es algo indiscutible. Para tener un sueño reparador es indispensable contar con un buen equipo: un buen colchón y una almohada adecuada para ti.

Es un error pensar que cualquier almohada cumple su función, pues no todas son iguales y no todas sirven para todos.

De nada vale, invertir en un buen colchón si nos conformamos con cualquier tipo de almohada.

Pero ¿Qué almohada comprar? Desde Mi Colchón, como profesionales del descanso os traemos las claves para elegir la almohada adecuada.

A la hora de comprar una almohada debemos tener claro, que tipo de almohadas podemos encontrar en el mercado. Las diferencias van más allá de los diferentes tamaños, formas y materiales.

Almohadas Tradicionales: Estas son las más convencionales y recomendadas para cualquier postura; su forma, son alargadas y angostas. 

Almohadas para la Cervical: Se tratan de almohadas ergonómicas, con dos zonas convexas y una cóncava, las cuales deben adaptarse al cuello y la espalda. 

Almohadas Mariposa: Son almohadas estrechas en el centro y anchas en los bordes; con el fin de aliviar el dolor en la cervical y la dorsal.

Almohadas Viscoelásticas: Estas han sido elaboradas con espuma viscoelástica, un material suave que utilizan. La principal función de estas almohadas es lograr la mejor anatomía para la cabeza y el cuello y que estén en perfecta alineación con la columna vertebral.

Almohadas Anatómicas: Son de uso terapéutico y han sido diseñadas para corregir condiciones físicas particulares. Estas almohadas son conocidas como ergonómicas debido a su ajuste perfecto a las formas del cuerpo.

Luego según el tipo de material podremos encontrar almohadas de látex, almohadas de espuma, almohadas sintéticas o almohadas de algodón.

Conocer qué tipo de durmiente eres, ayudará a tomar una decisión correcta a la hora de comprar una almohada.

Así, si eres de los que duermes boca arriba o si te mueves mucho; la mejor opción es una almohada que tenga una firmeza y altura media. Es decir, con un grosor de unos 13 o 14 cm. Pero si lo haces boca abajo; la mejor forma de que tu cabeza tenga una posición menos forzada es escoger una opción de firmeza baja y que sea muy fina. Opta por una que tenga menos de 11 cm de grosor. Eso sí, recuerda que dormir boca abajo es la peor opción para tu espalda.

En el caso de los niños, las almohadas de firmeza baja también están recomendadas independientemente de su postura al dormir.

Para aquellos que duermen de lado; la mejor opción es la firmeza alta y un gran grosor. Escoge opciones que tengan 13 cm o más de grosor. 

Asesor del descanso
Siguenos en:

Asesor del descanso

Desde que comenzara su andadura como Colchonería El Palo hasta llegar a la cadena de tiendas especializadas en descanso MI COLCHÓN, esta conocida firma malagueña ha evolucionado, e incluso revolucionado la industria del descanso.
Asesor del descanso
Siguenos en:
Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *