EL DESCANSO EN VERANO: 11 CONSEJOS PARA TU SUEÑO MÁS FRESCO

Cuando llega el verano, llegan también las altas temperaturas. Son en estas circunstancias cuando nuestro descanso se ve dificultado por el sudor y el agobio de no poder dormir como el resto del año.

Mujer duerme en el frigorifico
El no dormir puede llevarnos a realizar alguna «locura»

Para conseguir dormir bien en verano es importante tener unos correctos hábitos para dormir bien como pueden ser el poner el aire acondicionado un rato antes de dormir, teniendo cuidado de desconectarlo a la hora de dormir para no resfriarse.

Otros hábitos para dormir bien pueden ser los siguientes:

1. No realizar cenas copiosas ni beber mucho alcohol. Nuestro cuerpo genera calor para realizar la digestión, así que es recomendable comer 2 o 3 horas antes de dormir para tener la digestión bastante avanzada a la hora de coger el sueño. También hay que tener cuidado con el alcohol, ya que puede favorecer la conciliación del sueño pero a la vez hacerlo menos profundo e intermitente.

2. Ventilar la habitación por la madrugada o la mañana. Es importante que la habitación este aireada para que el fresco se mantenga por más tiempo. Por la mañana o por la madrugada son dos momentos en los que el calor no es intenso y son ideales para este hábito. Hay que tener cuidado de bajar las persianas cuando llega el mediodía, ya que en este caso el calor entra y es más difícil de ventilar la habitación luego.

Mujer abriendo las cortinas.
Abre las ventanas y disfruta del frescor de la mañana… o de la madrugada

3. Revisar el equipo de descanso. En MICOLCHÓN te podemos asesorar para que encuentres el colchón más fresco y transpirable para ti. Como recomendaciones generales, los colchones de muelles ensacados y los colchones viscoelásticos con propiedades termorreguladoras son los mejores para favorecer la transpiración del colchón y por ello hacerte sentir más fresco. Hay que tener cuidado con el falso mito de que la viscoelástica da calor, al ser un material adaptable se amolda al máximo a la persona dando una sensación calorífica mayor por tener más superficie a lo largo del colchón pero no por el material mismo. De todas maneras disponemos de las viscoelásticas termorreguladoras más avanzadas del descanso como las compuestas por gel o grafeno y con tecnología de poro abierto, para que puedas disponer de la suavidad que necesitas a la temperatura que quieres.

También puedes cambiar tu funda del colchón o juego de almohadas a otros que dispongan de algodón en su composición. El algodón es altamente transpirable y a la hora de envolver el colchón y a ti puede ser la mejor opción para que el aire corra mejor entre tú y tu colchón. Los pijamas de algodón también son recomendables.

4. Las mosquiteras son tus aliadas. Con el verano viene esos malditos mosquitos y la mejor manera de que no interfieran en tu descanso es instalar mosquiteras o poner en un plato pequeño una mezcla de limón y clavo que hará que no se acerquen a ti gracias al olor de esta mezcla, terriblemente desagradable para ellos.

5. Acuéstate a la misma hora. Los humanos somos animales de hábitos al fin y al cabo, si acostumbramos a nuestra mente a dormir siempre con un horario (con cierta flexibilidad) haremos que el cuerpo y la sensación de sueño venga antes.

6. Mantén un ambiente adecuado en tu habitación. Aunque es cierto que cuanto más oscuro y silencioso mejor, es más importante no tener aparatos como el móvil, Tablet, portátiles u otros equipos electrónicos cargándose cerca de ti ya que producen calor y campos magnéticos que dificultan la conciliación del sueño.

7. Ten cuidado con el “Vamping”. Este término se refiere a cuando nos “vampirizamos” mirando el móvil más rato de lo debido por la noche. Es mejor desconectar el móvil un rato antes de irse a dormir (media hora antes por ejemplo) para que nuestra mente desconecte antes de empezar los ciclos de sueño.

8. Cuidado con la siesta. Una siesta es lo mejor para descansar y rendir por el resto de la tarde, pero cuidado, más allá de media hora se puede trastocar el sueño nocturno.

9. Hidratación. Mejor beber 1 hora o 1 hora y media antes de dormir, para así no levantarnos en mitad de la noche a ir al servicio.

10. Ejercicio. Lo mejor es hacer ejercicio 3 o 4 horas antes de dormir, para que el cuerpo baje su nivel de endorfinas y por ello la excitación que provocan disminuya.

11. Las duchas mejor con agua templada. Realmente el agua fría consigue que luego el cuerpo queme más calorías para restablecer su temperatura corporal y por tanto tengamos más calor. Lo mejor es el agua templada para así refrescarnos y mantener una temperatura ideal para dormir.

Con estos consejos lograrás dormir y tener un sueño reparador en verano. Y no te olvides que en MICOLCHÓN nuestros colchonologos expertos pueden asesorarte según lo caluroso que seas o incluso por las dolencias de espalda que puedas tener.

Gracias por leer y te animamos a que dejes un comentario para saber si te hemos ayudado o darnos algún consejo más que compartir con toda nuestra familia de clientes. En MICOLCHÓN tú eres lo más importante.

Fuentes:

Saber Vivir RTV

ABC

Diario Información

El Diario

Perro sonríe feliz
¡Que pases un buen verano de parte de MICOLCHÓN!
Asesor del descanso
Siguenos en:

Asesor del descanso

Desde que comenzara su andadura como Colchonería El Palo hasta llegar a la cadena de tiendas especializadas en descanso MI COLCHÓN, esta conocida firma malagueña ha evolucionado, e incluso revolucionado la industria del descanso.
Asesor del descanso
Siguenos en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *